Lomo Ibérico Bellota Arturo Sánchez (Roscal)
Arturo Sánchez

Lomo Ibérico Bellota Arturo Sánchez (Roscal)

112,95 €
Impuestos incluidos

Lomo Ibérico Bellota

D.O. Guijuelo

Salamanca

La pieza más deseada por los amantes de la auténtica caña de lomo de bellota.

Elige el tamaño
Cantidad
  En stock

Lomo Ibérico Bellota

D.O. Guijuelo

Salamanca

La pieza más deseada por los amantes de la auténtica caña de lomo de bellota.

 

Elaboración:

Elaborado con lomos seleccionados por  su calidad y veteado. Adobado a mano solo con pimentón de La Vera, sal, ajo y  especias naturales. Después del adobo, se embuchan en doble tripa natural, atada a mano y secado en "campana" de leña de encina. Tras seis meses de curación en secaderos naturales, el resultado es un producto con un sabor intenso y con gran permanencia.

Cata:

La pieza más deseada por los amantes de la auténtica caña de lomo de bellota.

Presenta una cobertura perfecta y atractiva por el color del adobo natural. Al corte, se logran unas lonchas de color sonrosado, alternado con las vetas de grasa asimétrica. La combinación propia del ibérico de bellota criado en la dehesa. De textura firme y compacta. Sensible a la presión. Es muy agradable en la masticación por la alternancia entre el magro y las finas vetas de grasa fundida.

La intensidad del aroma va ampliándose desde la nariz, hasta el paso en boca y permanece nítida en el postgusto. Las notas aromáticas del adobo, la carne y el ahumado de leña de encina están bien integradas y se aprecian desde el corte. Su sabor es limpio, nítido, a ibérico y adobo natural. Permanece lineal desde la entrada en boca. Es un lomo sabroso y firme por la excelente solubilidad de las especias en la saliva.

 

Formato:

Piezas de entre 1,300kg y 1,500kg.

Arturo Sánchez e Hijos S.L.

Su pasión, desde hace 100 años, es crear, año tras año, el Mejor Producto Ibérico, único entre los ibéricos. Son fieles al Legado recibido, mejorado con el saber hacer tras cuatro generaciones, que no es otro que partir de un cerdo ibérico único y exclusivo y la creación artesanal, pieza a pieza, sabiendo actuar en simbiosis con la naturaleza.

Su empresa lleva más de 100 años creando joyas de la gastronomía.

La primera generación aprendió, a finales del siglo XIX, los fundamentos del oficio de la chacina ibérica en la Serranía de Candelario, lugar donde se elaboraban jamones y embutidos para la Casa Real. Después, la empresa se constituyó en Campillo de Salvatierra.

Muchas historias de éxito comienzan con una visión diferente y ese es su origen: la visión de Arturo Sánchez Martín, segunda generación de la familia, de crear los mejores ibéricos de aquella época y llevarlos al incipiente mercado nacional. Para llevar a cabo su visión, estableció la empresa actual en Guijuelo, aprovechando unas mejores vías de comunicación e iniciando su andadura en solitario.

Comenzó así el mayor reto de su vida, que abordó con su saber hacer, su conocimiento y sus habilidades para observar y entender la naturaleza y el clima. Este fue el Legado que, año tras año, transmitió a su hijo Arturo Sánchez Gómez, tercera generación y presidente de la compañía desde hace tres décadas. Desde entonces, éste siempre ha perseverado para hacer realidad el sueño de la empresa: crear un Ibérico único entre los ibéricos.

Arturo Sánchez Gómez ha sabido evolucionar sin renunciar a los elementos esenciales de su Legado: un mejor y exclusivo cerdo ibérico junto con nuestro proceso de elaboración en simbiosis con la naturaleza. El resultado es un producto excelso, sano, natural, lleno de matices; un producto único que trasciende los parámetros convencionales creando una nueva categoría dentro de los ibéricos.

Hoy, sus productos, auténticas Joyas de la Gastronomía, gozan de reconocimiento en el mundo entero y la marca Arturo Sánchez es un referente y una garantía de prestigio, pureza y sabor apreciada en los más destacados espacios gastronómicos y en cada una de las casas de sus consumidores.

Todo un equipo de artesanos del ibérico, son los garantes del Legado de Arturo Sánchez

Son artesanos del ibérico. Han aprendido a tratar cada pieza como la joya única que es. No hay atajos o trucos posibles, sólo se trata de entender, respetar y favorecer la labor de la naturaleza para lograr unos productos únicos siguiendo nuestros principios, el Legado de Arturo Sánchez, que se transmite a todos los que trabajan en la empresa.

Toda la información procede de Arturo Sánchez e Hijos S.L

Detalles del producto

32304

Ficha técnica

Origen
D.O. Guijuelo, Salamanca